Gladys West: La mujer que participó en la invención del GPS

Gladys West: La mujer que participó en la invención del GPS

Adaptación de varias fuentes por Edgard Granados

El sistema de posicionamiento global es parte de nuestro día a día, hoy por hoy es parte vital de muchas de las aplicaciones móviles que utilizamos en el día a día.

Gladys West fue una matemática importante en el desarrollo de los cálculos relativos al funcionamiento del GPS.

Cuando comenzó a estudiar en el Naval Surface Warfare de la marina de los EEUU solo había otra mujer negra y dos hombres negros más.

Gladys nació en 1930 en Virginia, en la zona rural de Dinwiddie.

Biografía de Gladys West

Su familia tenía una granja pequeña y ella tenía que trabajar en el campo con ellos. Sin embargo ella tenía otras ambiciones, no quería quedarse allí.

Ella confiesa que “Cuando fui accediendo a más educación, obtuve calificaciones más altas y aprendí que la educación era lo que me ayudaría a salir de ahí”

En su escuela, a los alumnos que obtenían las mejores notas les ofrecían una beca para la universidad local. Su familia no tenía mucho dinero así que Gladys sabía que esa era la oportunidad para ella.

Trabajó duro, sacó las mejores notas de su clase y obtuvo la beca. Sin embargo, ella confiesa que al llegar el momento de ir a la universidad no sabía bien que estudiar.

“Trataban de decirme que, como era buena en todas las materias, debía graduarme en ciencia o matemática o algo más difícil, que no estudiara tanta gente” confiesa.


“Cuando fui accediendo a más educación, obtuve calificaciones más altas y aprendí que la educación era lo que me ayudaria a salir de ahi”

Así que Gladys se decidió por matemáticas, una carrera que en su universidad cursaban más hombres que mujeres.

Ella misma confiesa que se sentía fuera de lugar, porque sus compañeros no la veían a su nivel por no estar en tareas del hogar y la competencia con ellos siempre era muy intensa.

Aunque en la universidad a las mujeres las relegaron a tareas de enseñanza, Gladys tuvo la oportunidad de comenzar a trabajar en la base naval de Dahlgreen y fue ahí donde ella recopilaba y procesaba información de satélites y las usaba para determinar su posición exacta. Fue este trabajo el que contribuyó al desarrollo del GPS.

“Llegábamos y nos sentábamos en nuestro escritorio y razonábamos, seguíamos todos los pasos que cualquiera seguiría para resolver un problema matemático”, recuerda West.

Después trabajaba con los programadores en las funciones que las computadoras necesitaban desarrollar.

Las computadoras con las que se realizaban los cálculos en los 50s

“Los operadores nos llamaban para decirnos que nuestro programa estaba andando y que podíamos acercarnos a verlo”.

“Entonces bajábamos y mirábamos cómo funcionaba aquella computadora enorme. Y ahí obteníamos resultados”.

“Nueve veces de cada diez no estaban del todo bien, por eso teníamos que analizarlos para ver qué había salido diferente de lo que esperábamos.”

Poco después de trabajar en la base Gladys se enamoró de uno de sus compañeros de trabajo con el cual se casó y estuvieron juntos por más de 60 años. Sin embargo esto no le impidió seguir trabajando como matemática y en 1979 Gladys fue recomendada para hacerse cargo del proyecto del satélite Seasat, el primer satélite que podía observar de forma remota los océanos.

Gladys y su esposo, quien fue su compañero de trabajo

En un mensaje sobre el Mes de la Historia Negra escrito en 2017, el capitán Godfrey Weekes, entonces comandante en Dahlgren, dijo que West había jugado un “rol fundamental” en el desarrollo del GPS.

“Cuando Gladys West inició su carrera como matemática en Dahlgren en 1956, probablemente no tenía idea de que su trabajo tendría un impacto en el mundo por varias décadas”.

En cuanto a si fue un modelo a seguir para otras mujeres, West cree que puso su grano de arena.

“Hemos progresado mucho desde que llegué, porque hoy, al menos, puedes hablar de cosas y ser un poco más abierto”.

“Antes, uno tenía que hablar susurrando (…). Ahora el mundo se está abriendo un poco más y haciendo que sea más fácil para las mujeres”.

Sin embargo, agrega, “todavía tienen que luchar”.


Otras entradas que te pueden interesar:


SOBRE EL AUTOR

Edgard Santiago Granados. Director General de Alfa Geomatics, es Máster en Ingeniería Geodésica y Cartografía por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM-España) e Ingeniero Civil por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA-El Salvador). Además, es profesor universitario en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y la Universidad José Matías Delgado (UJMD)

ELLOS YA CONFÍAN EN NUESTRA EXPERIENCIA Y CALIDAD

DEJANOS TUS COMENTARIOS Y SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES:

Facebook Comments
Compartir: